lipo-valencia-liposuccion-valencia-lipoescultura-valencia-imagen
Vídeo Fotos Simulador aumento pechos

Pide tu cita médica gratuita ahora

Teléfono 24 hrs festivos incluidos

96 351 40 50   605 053 890   Mensaje

Acepto las condiciones.

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS

Según lo Dispuesto por el Reglamento (UE) 2016/769 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que tratamos la información que nos facilita con el fin de enviarle publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarle a eventos organizados por la empresa.

Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en C.P.R. GONZALEZ DE VICENTE, S.L. estamos tratando sus datos personales y por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexacto o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos

C.P.R. González de Vicente, S.L.
C\ Colón, 4 - 2
46004 – Valencia
Tel: 96 351 40 50

LiposucciónVídeoFotos

25 Aniversario

La práctica actual de la Lipoescultura perfecciona la técnica de liposucción original del Dr. Yves-Gérard Illouz, concebida en 1977. Consiste en introducir, por unas pequeñas incisiones, cánulas romas, de punta redondeada, no cortantes, perforadas en el extremo para extraer la grasa. Estas cánulas serán conectadas a un circuito cerrado dentro del cual se creará una presión negativa (vacío). De esta manera será posible una aspiración armónica y no traumática de las células grasas sobrantes.

En la medida en que estas células grasas no tienen la capacidad de multiplicarse (hiperplasia), se puede asegurar que los adipocitos no se reproducirán.

La lipoaspiración puede realizarse en muchas zonas del cuerpo: “las pistoleras”, por supuesto, pero también las caderas, el abdomen, los muslos, las rodillas, las pantorrillas, los tobillos, los brazos. Los avances técnicos también permiten ahora realizarla a nivel de la cara y el cuello (papada, óvalo de la cara), con la utilización de microcánulas.

Los progresos recientes, sobre todo en el campo de la liposucción superficial, gracias a la utilización de cánulas muy finas hace que la piel adyacente a la zona tratada no sufra durante la liposucción: al contrario, el aspecto de la piel puede mejorarse por retracción cutánea producida por una liposucción correctamente realizada.

Sin embargo, hay que tener presente que la liposucción, a pesar de su banalización en los últimos años, debe considerarse como una verdadera intervención quirúrgica y ser realizada por un cirujano competente y cualificado, formado específicamente en esta técnica y ejerciendo en un ámbito hospitalario.

¿QUIÉN SE BENEFICIA DE UNA LIPOESCULTURA?

La liposucción permite suprimir radical y definitivamente los acúmulos de grasa localizada. Estos acúmulos grasos localizados no desaparecen, generalmente, ni con régimen alimenticio ni con ejercicio físico porque forman parte de nuestra constitución o forma de nuestro cuerpo.

La liposucción no constituye un método de adelgazamiento y su objetivo no es controlar el peso del paciente. Es más: una liposucción, aun correctamente realizada, nunca sustituirá unos hábitos alimenticios correctos, por lo que debemos afirmar que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad.

TÉCNICA

Aparentemente sencilla, la liposucción es una intervención difícil, que requiere unos conocimientos precisos de la morfología y anatomía corporal además de una cierta sensibilidad artística. Cada cirujano tiene una técnica propia que adapta a cada caso para obtener mejores resultados. De todas maneras, hay unos principios comunes:

Las incisiones son pequeñas (3 ó 4 milímetros) y discretas, casi siempre ocultas en un pliegue natural del cuerpo. La técnica de la tumescencia reduce la cantidad de sangre que se pierde, así como la formación de moraduras

La liposucción se puede realizar como técnica superficial o profunda, dependiendo de las zonas y la elasticidad de la piel.

La grasa se aspira con cánulas romas, creando una red regular de túneles que respetan los vasos sanguíneos y los nervios: se trata la grasa superficial y profunda. La cantidad de grasa extraída será obviamente adaptada a la calidad de la piel adyacente, que constituye uno de los factores determinantes en la calidad de los resultados. La liposucción no es la solución en caso de que exista flacidez o exceso de piel, en cuyo caso será necesario realizar otro tipo de intervención. Tampoco elimina la tendencia a engordar en el resto del cuerpo, por lo que es necesario mantener los cuidados en la alimentación.

Se coloca inmediatamente una prenda de presoterapia (faja), que se deberá llevar aproximadamente durante un mes.

ANESTESIA

La liposucción puede realizarse, según el caso y la zona o zonas a tratar, bajo anestesia local, anestesia local con sedación mediante tranquilizantes administrados por vía intravenosa (anestesia “despierta”), o bajo anestesia general, en algunos casos anestesia epidural o raquianestesia.

La elección entre estas diferentes técnicas se tomará según las indicaciones del cirujano y el anestesista y preferencias del paciente.

DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN Y HOSPITALIZACIÓN

El tiempo de intervención es muy variable, ya que dependerá de la cantidad de grasa a extraer, y de las zonas a tratar, pudiendo ser muy rápida (45 minutos) para la extracción de la grasa en la cintura, o prolongarse hasta tres horas en los casos más importantes.

La duración de la hospitalización depende de la cantidad de grasa aspirada. Puede ser corta, algunas horas para las lipoaspiraciones pequeñas (cuando se usa anestesia local). Será de 1 día en caso de liposucciones más importantes (bajo anestesia general).

EL POST-OPERATORIO

Es conveniente anotar que el tiempo necesario para recuperarse de una liposucción es proporcional a la cantidad de grasa extraída.

En el post-operatorio, las equímosis (cardenales) y el edema (hinchazón), aparecen a nivel de las zonas tratadas, pero al cabo de un par de días a veces pueden descender a los tobillos.

El dolor varía según el paciente, pero en general no es importante, cuando se utilizan cánulas finas, controlable con analgésicos tales como paracetamol. Dependiendo de la cantidad de grasa extraída también puede sentirse cansancio.

La actividad normal se puede reiniciar entre 4 y 7 días después de la intervención, y también dependiendo de la grasa aspirada y el tipo de actividad profesional.

Las equímosis desaparecen en un plazo de 10 a 20 días después de la intervención.

La prenda de presoterapia (faja) debe llevarse durante 2 a 4 semanas.

La actividad deportiva se podrá reiniciar a partir de la 4ª semana.

Conviene no exponerse a los rayos solares o U.V.A., antes de 3 ó 4 meses.

No hay modificación importante del aspecto durante las 2 ó 3 primeras semanas, debido a que, inicialmente, hay una inflamación post-operatoria de los tejidos operados (edema). Solo a partir de la tercera semana, después de la reabsorción de este edema, empieza a aparecer el resultado. La piel tardará alrededor de 3 a 6 meses en retraerse completamente sobre el nuevo volumen y readaptarse a la nueva silueta.

RESULTADOS

Para apreciarlos de forma definitiva hace falta dejar pasar 6 meses desde la intervención. Frecuentemente es satisfactorio, siempre y cuando la indicación y la técnica hayan sido correctas: la liposucción habrá permitido hacer desaparecer definitivamente los acúmulos grasos localizados, produciendo una retracción apreciable de la piel.

IMPERFECCIONES EN LOS RESULTADOS

Ya hemos visto que una buena lipoescultura bien indicada y realizada da un resultado satisfactorio al paciente de acuerdo con sus expectativas. En algunos casos, pueden observarse algunas imperfecciones, sin que constituyan reales complicaciones: corrección insuficiente, asimetría residual, irregularidades en la superficie.

Son por regla general, susceptibles a un tratamiento complementario: un pequeño “retoque” de liposucción, a menudo realizado con anestesia local a partir del sexto mes tras la intervención, suele ser suficiente en esos casos.

COMPLICACIONES

La lipoaspiración, aunque se realiza por motivaciones esencialmente estéticas, es una verdadera intervención quirúrgica, lo que implica los riesgos ligados a todo acto médico, por pequeño que sea. Hay que distinguir las complicaciones derivadas de la anestesia de las provocadas por el acto quirúrgico.

Con relación a la anestesia, hay que saber que esta induce en el organismo reacciones a veces imprevisibles, aunque más o menos fáciles de controlar. El hecho de recurrir a un anestesiólogo cualificado, ejerciendo en medio hospitalario, hace que los riesgos que se asuman sean estadísticamente bajísimos.

Hay que saber, en efecto, que las técnicas, los productos anestésicos y los métodos de vigilancia han hecho inmensos progresos en los últimos 20 años, ofreciendo, una seguridad óptima, sobre todo cuando la intervención se realiza sin urgencia y en una persona completamente sana.

Con relación al acto quirúrgico, escoger un cirujano cualificado y competente, formado para este tipo de intervenciones, limita al máximo los riesgos, sin suprimirlos completamente.

Las verdaderas complicaciones son excepcionales después de una liposucción de calidad: un gran rigor en las indicaciones y la cirugía aseguran, en la práctica, una prevención eficaz.

Para completar, citaremos algunas aunque sean rarísimas:

  • Los accidentes trombo-embólicos (flebitis, embolia pulmonar) son las complicaciones más graves. El riesgo de tales accidentes esta dado por los antecedentes del paciente. El uso de medias de presión, la deambulación precoz y un eventual tratamiento anticoagulante contribuyen a disminuir el riesgo.
  • El sangrado es raramente serio, excepto cuando existe un trastorno de coagulación asociado.
  • Hematomas (acumulo de sangre en una cavidad) y seromas, aparecen excepcionalmente en una liposucción correctamente realizada.
  • La infección, que podría ser grave, se previene normalmente con la prescripción de un tratamiento antibiótico intra y post-operatorio.

Finalmente, se pueden observar, alteraciones metabólicas en liposucciones cuantitativamente excesivas.

En resumen, no hay que exagerar: sencillamente, se ha de ser consciente de que una intervención quirúrgica, aún aparentemente simple, implica siempre un riesgo.

Estas reflexiones ocasionarán, quizás, nuevas preguntas y un deseo de recibir información complementaria. Estamos a su disposición para discutirlas en nuestro centro.

PRECIO DE UNA LIPOSUCCIÓN

Teniendo en cuenta que cada paciente es un caso específico, y que mantenemos siempre los más altos requisitos de seguridad, la Clínica Dual te ofrece el mejor precio. Además, la primera consulta es gratuita y sin compromiso.

Conocer cuánto cuesta una lipoescultura es importante, pero es más necesario saber que, desde el primer momento, estás en un Centro Sanitario Registrado Oficialmente por la Consellería de Sanitat; que serás atendida por un equipo médico formado por profesionales con más de 20 años de experiencia en todos los campos que intervienen en la Cirugía Estética: Cirujanos Plásticos, Anestesistas, y Médicos Estéticos que garantizan en todo momento la buena praxis que exige esta vocación; y que, para tu tranquilidad, intervenimos en el Hospital Nueve de Octubre, solicitando las analíticas más modernas y contrastadas, y cumpliendo siempre con las más estrictas exigencias sanitarias.

Video

VIDEO LIPOSUCCIÓN

Imágenes

IMÁGENES LIPOSUCCIÓN

Imágenes de antes y después de la cirugía de Liposucción:

Paciente nº 1

  • Fotos de antes y después de una Liposucción - Vista frontal - Clínica Dual Valencia

 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿En qué casos es adecuada una liposucción?
Hay que tener presente que la liposucción no es un tratamiento antiobesidad. Su función tampoco es sustituir a los programas nutricionales de reeducación alimentaria ni a los específicos para pérdidas o estabilización del peso corporal. En realidad, en ninguno de estos casos se aconseja realizar una liposucción. Este tratamiento da excelentes resultados en personas que no presentan problemas de sobrepeso pero que desean combatir los acúmulos de grasa localizados que no desaparecen ni con dieta ni con ejercicio.

¿Es la liposucción un tratamiento eficaz?
Por supuesto. No estamos ante un tratamiento milagro ni ante un “algo que te cambiará la vida”. Hablamos de una técnica quirúrgica con la que se pueden obtener los mejores resultados, siempre que se entienda como el inicio de un camino a seguir para mantener su eficacia, y no como un “punto y final”. Nuestro equipo de cirujanos se encarga de realizar la operación para que el paciente pueda deshacerse de la acumulación de grasa que afea y estropea su figura. Pero antes le explicarán que para mantener los resultados deberá seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio de forma regular.

Cuestiones a valorar antes de una liposucción
La primera visita sirve para hacer una “toma de contacto”: se realiza un completo historial clínico en el que se incluyen los hábitos de vida, patologías o enfermedades, alergias, medicación, etc. Esto sirve para descartar posibles contraindicaciones y para tomar medidas de precaución, si fuera necesario, a fin de garantizar siempre la mayor seguridad posible. A continuación se realiza un examen y medición detallados del área a tratar y del estado de la piel. Este estudio resulta imprescindible: en el caso de que hubiese un problema asociado de flacidez o descolgamiento, se valoraría la posibilidad de completar el tratamiento con otros procedimientos, como por ejemplo, con una abdominoplastia.

ZONAS DEL CUERPO DONDE SUELE APLICARSE LA LIPOSUCCIÓN:

  • El abdomen
    La liposucción es muy efectiva a la hora de cambiar la forma del abdomen, especialmente en su zona inferior, que suele ser especialmente resistente a las dietas. Incluso las personas con condición atlética y activa sufren intentando librarse de ese exceso de grasa. También es típico que los embarazos y las cesáreas deformen el abdomen. La mayor parte de la grasa abdominal está justo debajo de la piel y es fácil de eliminar. Sin embargo, la grasa más profunda, situada entre los intestinos, no puede tratarse con liposucción porque las complicaciones podrían ser importantes y peligrosas.
  • Flancos
    En los hombres suelen estar sobre la línea del cinturón, a los lados y en la espalda, y la liposucción puede ayudar a reducir lo que abultan sobre el cinturón. En las mujeres se suele tratar la grasa que está bajo la línea de las bragas, en los laterales y la espalda.
  • Caderas
    Es más típica en las mujeres, pues los hombres tienen menos tendencia a acumular grasa en las caderas. La Liposucción suele ser muy efectiva, pero a veces hacen falta otros tipos de intervención para terminar de afinar la silueta. Requiere anestesia general.
  • Muslos
    Una característica de esta zona es que no es recomendable hacerla entera de golpe: la hinchazón y el tiempo de recuperación serían demasiado grandes. Lo que se suele hacer es una serie de liposucciones espaciadas un mes unas de otras: así, el sistema linfático tiene más fácil el retirar el exceso de fluidos de forma uniforme, y los resultados son más rápidos.
  • Nalgas
    Dado que el trasero es el “almohadón” sobre el que nos sentamos, no debemos centrarnos tanto en empequeñecerlos como en moldearlos: es demasiado fácil que. al retirar la grasa se perjudique su aspecto (asimetrías, bultos y trasero caído). El cirujano, al intervenir un trasero, ha de ser sutil y preciso, empleando una microcánula de no más de 3 mm. de diámetro.
  • Brazos
    Los resultados suelen ser muy satisfactorios, ya que proporcionan una impresión de delgadez que se contagia a todo el cuerpo. Solo se pueden intervenir los no muy gruesos y con una buena calidad de piel.
  • Abdomen
    Es una de las liposucciones más comunes en hombres y mujeres, especialmente útil en gente con grasa rebelde que no cede ni a la dieta ni al ejercicio: a menudo la liposucción es la única solución en estos casos.
  • Pechos femeninos
    Los pechos demasiado grandes son motivo de dolores de espalda, cuello, dolores de cabeza, y problemas de autoestima. La liposucción es una buena alternativa a las operaciones tradicionales de reducción de pecho. Además, una virtud de la liposucción en los pechos es que, como el peso de la grasa tira de ellos hacia abajo, al retirarla se produce un efecto natural de alzamiento de pecho. Hay que valorar que se trate de un pecho graso y no glandular.
  • Pechos masculinos
    La liposucción puede ser una solución para el exceso de tejido en el pecho masculino, pero requiere de un estudio previo para saber si es un exceso de tejido graso o glandular. Si es graso, la liposucción es una solución excelente para reducir el tamaño y corregir la apariencia del pecho. Pero si es glandular no hay más remedio que acudir a terapias de medicación, hormonales o de cirugia plástica por areola. Si hubiera una asimetría pectoral muy pronunciada, o la forma de los pechos fuera inhabitual, sería prudente comprobar que no existan tumores en el pecho con una mamografía
Si deseas más información sobre la Liposucción o Lipoescultura en Valencia,
llámanos y te atenderemos sin ningún compromiso

PIDE TU CITA GRATUITA AHORA

Teléfono 24 hrs festivos incluidos

96 351 40 50

WhatsApp

Mensaje

Acepto las condiciones.

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS

Según lo Dispuesto por el Reglamento (UE) 2016/769 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, le informamos que tratamos la información que nos facilita con el fin de enviarle publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarle a eventos organizados por la empresa.

Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en C.P.R. GONZALEZ DE VICENTE, S.L. estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexacto o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos

C.P.R. González de Vicente, S.L.
C Colón, 4 - 2
46004 – Valencia