Ácido hialurónico – Propiedades y Beneficios

Propiedades y beneficios del ácido hialurónico

El ácido hialurónico contribuye a hidratar y dar volumen al cutis, aportándole tersura y elasticidad. Comenzó a utilizarse en los años 80 y, actualmente, es uno de los elementos estrella para el cuidado facial.

Al tratarse de una sustancia presente en el organismo de forma natural, los problemas de alergias y rechazo quedan descartados. Su aplicación, mediante los últimos avances técnicos, es 100% segura.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un polisacárido que se encuentra de forma natural en nuestro organismo, principalmente en la piel, articulaciones y cartílagos. Con el paso del tiempo, esta sustancia comienza a escasear en el cuerpo, ya que su producción disminuye paulatinamente. Se calcula que a la edad de 50 años ya solo tenemos el 50% de la cantidad necesaria para que la piel conserve su estado juvenil y radiante.

¿Para qué se utiliza?

La utilización del ácido hialurónico en puntos estratégicos del rostro permite compensar  la pérdida de volumen, tonificando, aumentando su elasticidad y evitando la flacidez.

Una de las aplicaciones más habituales de esta sustancia anti age es mediante pequeñas infiltraciones o inyecciones prácticamente indoloras bajo la epidermis. Se suelen usar sin anestesia, salvo si el paciente presenta una especial sensibilidad cutánea. Con este tratamiento se consigue redefinir el óvalo facial, restaurando su volumen, borrando arrugas y eliminando los síntomas del envejecimiento. Se trata de un procedimiento seguro y reabsorbible. No requiere de cuidados especiales y tras su aplicación el paciente puede seguir con su ritmo de vida normal.

En cosmética se presenta en forma de crema o sérum. Si lees la composición de tus  productos cosméticos, observarás que el ácido hialurónico está incluido en la mayoría de ellos. También se puede aplicar en diferentes partes del cuerpo mediante vendajes impregnados.

¿Dónde se utiliza el ácido hialurónico?

Zonas más comunes donde se suele aplicar el ácido hialurónico:

  • Labios
  • Pómulos
  • Contorno de ojos
  • Frente
  • Manos
  • Articulaciones

Sus beneficios son aplicables a diferentes campos de la medicina y estética ya que además de mejorar el aspecto físico está indicado en el tratamiento de diversas dolencias:

  • Se aplica de manera tópica para ayudar a cicatrizar heridas.
  • Actúa como coadyuvante en la recuperación del líquido sinovial de las articulaciones.
  • Es frecuente su uso en clínicas de fertilidad, ya que es un elemento fundamental en las células próximas al óvulo.
  • Ayuda a combatir la resistencia creada a ciertos medicamentos usados en quimioterapia.

¿Deseas someterte a un tratamiento a base de ácido hialurónico para recuperar la tersura y definición de tu rostro? Ven a visitarnos a nuestro centro estético en Valencia. Analizamos cada caso de forma profesional e individualizada para ofrecer a cada paciente el tratamiento más idóneo. ¡Te esperamos!

Clínica Dual: Tu centro de cirugía estética y tratamientos corporales en Valencia