Cirugía estética y las vacaciones de Navidad

Si estás pensando que las vacaciones de Navidad son la ocasión perfecta para hacerte esos retoques que tanto deseas mostrar a tu familia y amigos aprovechando los días de descanso extra, tan sólo queremos recomendarte que te lo tomes con la mayor tranquilidad posible y que midas bien ese tiempo de descanso, no vaya a resultar engañoso.

Hay que tener en cuenta que, a veces, estas vacaciones son cualquier cosa menos un descanso: decorar la casa, salir de compras navideñas, hacer un viaje, etc., pueden suponer más esfuerzo del que aparentan. Si añades a esto la convalecencia tras una intervención de estética, pueden convertirse en una auténtica molestia. Has de tener en cuenta que algunas cirugías estéticas, como las abdominoplastias, precisan de casi un mes de recuperación.

Por eso, cuando los plazos son apretados, vemos mucho más razonable recurrir a los tratamientos no quirúrgicos, como los rellenos de arrugas y labios o la toxina botulínica: sus resultados son inmediatos y no interfieren con tu vida diaria.