Cómo conseguir unos ojos de gata, la tendencia estética de 2020

Ojos de Gata

Los ojos de gata realzan la mirada y eliminan el aspecto de cansancio en el rostro.

El tratamiento de ojos de gata con hilos tensores se puede complementar con otras técnicas para obtener mayores beneficios

Los ojos suelen ser la parte del rostro en la que primero nos fijamos. La mirada, y más en estos tiempos, es una zona expresiva que refleja mucho de nosotros. Por ello es importante cuidarla. ¿Conoces el tratamiento de estética que más triunfa este 2020? Son los ojos de gata o Fox Eyes, con el que conseguirás un efecto lifting en tus ojos y una mirada más joven, fresca y luminosa.

Celebrities como Bella Hadid, Megan Fox, Arianna Grande o el clan Kardashian-Jenner han puesto de moda los ojos de gata. Aunque con anterioridad ya glosaron lo magnífica que era esa mirada Los Secretos y Joaquín Sabina. La mirada felina se caracteriza por unas cejas elevadas que provocan una mirada más abierta y rasgada y muy sugerente. Muchas mujeres tratan de imitarlo pero la mejor forma de conseguirlo es con el tratamiento de ojos de gata. Además de ser una intervención sencilla y mínimamente invasiva, consigue resultados muy naturales y visibles desde el primer momento.

Los ojos de gata o Fox Eyes es un tratamiento que eleva la cola de la ceja gracias a unos hilos tensores. Su función es la de dirigir la ceja hacia la sien mediante tracción. Así las cejas quedan más rectas y más altas. Y unas cejas altas son sinónimo de juventud. A ello se une que realzan la mirada y eliminan el aspecto de cansancio del rostro.

Estos hilos tensores están realizados con un material reabsorbible, con lo que no tienes que preocuparte por efectos adversos. Es más, en Clínica Dual, clínica de estética en Valencia, utilizamos hilos tensores de polidioxanona (PDO) que se aplican rápidamente. Activando la síntesis de colágeno y consiguiendo así el efecto tensor. Como la PDO es un material biocompatible y reabsorbible, los hilos tensores se reabsorben en 2-3 meses, pero las fibras de colágeno permanecen entre un año y 3 años, dependiendo de las características de cada paciente. Así se consigue una mirada felina (de ahí el nombre) y profunda que cautivará a todo el mundo.

A ello se une que es una intervención muy sencilla. En poco tiempo se colocan los hilos tensores y te puedes ir a casa sin apenas molestias. Y sin efectos secundarios, cómo mucho algún pequeño hematoma, edemas o enrojecimiento, que suelen desaparecer en unas horas o en unos pocos días (dependiendo de tu estado).  Y también sin casi tener que hacer nada después. Solo hay que intentar no manipular la cara (no tocarla y no realizar masajes) y aplicar frío para disminuir la inflamación.

Además, en Clínica Dual, clínica de estética en Valencia, realizamos un estudio personalizado de tu rostro para conseguir que el efecto de los ojos de gata sea perfecto y acorde a ti. Por ejemplo es recomendable aplicar simultáneamente tratamientos como botox o ácido hialurónico. Ambos ayudan a eliminar el efecto de unos párpados descolgados y las arrugas alrededor de los ojos. Son el complemento perfecto de los ojos de gata ya que ayudan a que tu mirada se vea más radiante y más joven.

Pregúntanos. Además de ofrecer un tratamiento personalizado de Fox Eye, contamos con la garantía de contar con profesionales de la medicina estética, con más de 20 años de experiencia. A ellos se une unas instalaciones con los últimos avances médicos y con todas las garantías de seguridad.