¿Cómo se hace el relleno de labios?

relleno de labios - clinica dual

En esta ocasión vamos a hablar del relleno de labios. Aunque parezca un tratamiento estético relativamente simple, tiene sus sutilezas.

Para empezar, no todas las bocas y labios son iguales. Un ejemplo de clasificación técnica atendiendo a su forma y su efecto psicológico es el siguiente:

  • Boca con labio superior grueso.
  • Boca con labio inferior grueso.
  • Boca de labios finos.
  • Boca de labios gruesos.
  • Boca tónica (parece que sonríe).
  • Boca átona (boca “triste”).
  • Boca con labios no diferenciados (superior recto sin forma).
  • Boca con un labio con arco de cupido (marcada uve en el superior).

Y los labios podríamos a su vez diferenciarlos en finos, pequeños, asimétricos, ovales, caídos, gruesos o puntiagudos.

Como ya adivinaréis, cada tipo de boca y labio sale más favorecido si nos ceñimos a su morfología. Nosotros siempre partimos de aconsejaros buscar un resultado natural. Por ejemplo, nunca ofreceríamos unos labios gruesos a una paciente con unos labios muy finos.

Tipos de rellenos de labios

Hablemos ahora de los tipos de aumento de labios disponibles, según la duración del relleno:

 

– Rellenos de labios no permanentes

Entre los no permanentes, el más utilizado sigue siendo el ácido hialurónico y sus derivados, cuya durabilidad ha mejorado gracias al uso de preparados reticulados. Aunque no se puede marcar una duración exacta de los efectos del ácido hialurónico en los labios, ya que puede ser muy variable: el mismo material que en algunos pacientes dura escasamente 6-9 meses puede permanecer un año y medio en otros.

Esto tiene su explicación: hay pacientes más expresivas, que usan más sus labios, gesticulan más, y comprimen más los labios, y eso puede ser motivo de una degradación más rápida. En general, podríamos decir que la duración normal de un relleno de ácido hialurónico en labios es de entre 6 meses y un año.

Otro material no permanente es el colágeno. Aunque su uso es mucho menor en comparación al Hialurónico.

 

– Relleno de labios semipermanente

Como materiales de relleno semipermanentes tenemos las microesferas de policaprolactona y el gel de carboximetilcelulosa, que suelen tener una vida media superior a los anteriores.

 

– Relleno de labios permanentes

Los rellenos de labios permanentes cada vez se utilizan menos. Al ser definitivos, impiden a la paciente cambiar de idea y probar otros grados de realce. Además, al colocar un material reabsorbible en una persona que ya tiene un relleno permanente puesto, las posibilidades de sufrir complicaciones son mucho mayores. Se hace necesario identificar el tipo de material del relleno de labios permanente, incluso en algunos casos, ver si es posible extraerlo.  Si el material que lleva no ha dado ningún problema, aconsejamos que se mantenga tal cual está.

¿Tiene el relleno de labios efectos secundarios?

Es raro que se produzcan complicaciones en el aumento de labios cuando los  materiales de relleno son reabsorbibles. Estamos hablando fundamentalmente de sangrado momentáneo en el punto de inyección, dolor transitorio al inyectar el producto, un enrojecimiento localizado, hematoma e incluso edema, que suelen desaparecer a los dos días, seis en los casos más importantes.

Todos ellos se pueden minimizar aplicando hielo antes y después en la zona tratada y recomendando al paciente que duerma ligeramente incorporado. Para reducir el dolor durante la operación de labios, basta con la aplicación local de frío, o se puede utilizar una pomada anestésica. Y para reducir el dolor posterior al tratamiento se utilizan productos que ya llevan incorporado el anestésico.

Otra cosa son los materiales semipermanentes y permanentes que aunque tienen la ventaja de su duración pueden presentar en ocasiones mayores complicaciones.

¿Es peligroso el aumento de labios?

Esto nos lleva al tema de la seguridad. Como habéis visto, el tratamiento de aumento de labios, por prosaico que parezca, tiene sus complejidades, y requiere de una preparación y cualificación por parte de las personas que lo realizan:

  • Primero, han de tener la titulación académica para realizar tratamientos estéticos. En principio, deben ser licenciados o doctores en Medicina y/o Cirugía.
  • Segundo, han de tener los conocimientos y capacidades específicos necesarios, es decir, una formación en Medicina Estética.
  • Y, por último, hay una serie de requisitos administrativos sin los cuales tratamientos como el relleno de labios no se pueden efectuar. Estos incluyen el tener dada de alta la clínica donde se realizan como de Medicina Estética y, muy importante, disponer de un seguro específico de responsabilidad civil que cubra todas estas técnicas, según indica la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias. Nunca se debería acudir a una clínica que no cuente con tal seguro.