Consejos para antes y después de una labioplastia

Consejos para antes y después de una labioplastia

Una labioplastia es un proceso estético y quirúrgico que permite reducir el tamaño de los labios de la parte íntima de la mujer. Gracias a una cirugía menor se mejora el aspecto visual de una zona que, por una u otra razón, no es del gusto de la mujer.

Los motivos por los que una mujer decide someterse a una intervención de labioplastia son muy variados:

  • Por no estar a gusto con la forma y el aspecto de los labios vaginales
  • Por diversos factores genéticos que han desfigurado los labios
  • Por el envejecimiento de los órganos reproductores
  • Por dar a luz
  • Por lesiones que afectan a esa zona
  • Por accidentes

Tras las consultas médicas oportunas, se procede a la operación. No hace falta ingresar, pues es una cirugía relativamente sencilla, en la que se aplica un proceso ambulatorio con anestesia local y sedación . El tiempo de duración es corto, de una hora, y dependerá de la modificación estética que se quiera realizar en esta zona.

Tras el reposo y el adecuado control, la paciente abandona el hospital. Debe acudir a una serie de revisiones periódicas para comprobar la evolución de las suturas y al cabo de unas 3 a seis semanas recibe el alta.

Si has decidido someterte a una operación estética de estas características, Clínica Dual te ofrece una serie de consejos que debes tener en cuenta antes y después de la intervención.

Antes de la labioplastia:

  • No tomar medicamentos que contengan salicilatos, como por ejemplo, aspirinas, durante la semana previa a la intervención
  • No fumar en el periodo próximo a la operación
  • Lavar el cuerpo, (la parte íntima sobre todo) con un gel neutro
  • Ir acompañada a la clínica

En el postoperatorio de la labioplastia:

  • No podrás conducir en los días inmediatamente posteriores a la intervención
  • Evitar los movimientos bruscos
  • Tomar los medicamentos recetados por el médico y mantener limpia y seca la piel de la zona
  • Aumento de la vitamina C, como fresas, cítricos y hortalizas, por su aporte de nutrientes
  • Alimentación rica en proteínas, ingiriendo derivados lácteos poco grasos, pescados blancos y carnes que no sean rojas
  • No mantener relaciones sexuales durante las dos o tres semanas posteriores, hasta que la cicatriz se cure completamente

Es normal que tras la operación suba algo la temperatura corporal, que se produzcan algunas molestias y se hinche la zona operada, especialmente durante las primeras 48 horas. Incluso puede producirse algún pequeño sangrado. No te preocupes, es normal. Si alguno de estos factores va a más, acude a la clínica, para observación.

Clínica Dual pone a tu disposición todos sus medios humanos y técnicos. Lo que nos hace diferentes es que miramos por el bienestar de nuestros pacientes y nos aseguramos de que reciba la atención que merece y las soluciones que busca.

Clínica Dual: Tu centro de cirugía estética y tratamientos corporales en Valencia.