¿Cuáles son las intervenciones de cirugía estética más populares entre los hombres?

cirugia estética masculina y tratamientos estéticos para hombres en la Clínica Dual de ValenciaDurante los últimos años hemos visto crecer la demanda de cirugía estética masculina. Las últimas generaciones han sabido preocuparse por cuidar de su cuerpo y su apariencia, y ya están en la edad en que tales cuidados se extienden al campo de la plástica. Y también es típico el caso de las parejas en las que la mujer se ha sometido a un proceso de rejuvenecimiento facial y el hombre desea presentar un aspecto acorde.

¿Qué tipos de intervención son los más populares? Pues precisamente los que corrigen los signos del envejecimiento, como la cirugía de párpados y el lífting de cuello. A estos les siguen la corrección de asimetrías y desproporciones en la nariz y la barbilla. Y de ahí ya pasamos al resto del cuerpo: la liposucción de la grasa localizada que se resiste al gimnasio y la dieta; o la eliminación de la ginecomastia que, recordemos, puede surgir espontáneamente o como fruto de alguna condición médica. Vamos a repasarlos.

Rejuvenecimiento de los párpados con Blefaroplastia.

La aparición en los párpados de piel arrugada y colgante, y de paquetes de grasa bajo los mismos acentuando también los conductos lagrimales, nos proporcionan un aspecto fatigado y carente de vitalidad. Es típico encontrarse con que las amistades te preguntan si es que estás cansado o si no estás durmiendo bien. Afortunadamente la cirugía del párpado superior es muy efectiva a la hora de resolver los párpados caídos. Los párpados inferiores se solucionan retirando el exceso de grasa y reposicionando el tejido sobre la mejilla para corregir el surco naso-lagrimal. Combinado con un estiramiento de la piel y el músculo proporcionan un aspecto fresco y vibrante.

Lífting del cuello.

Una papada prominente dificulta el uso de los trajes con corbata, nos hace parecer gruesos aunque no tengamos sobrepeso, y en general nos da un aspecto envejecido al restarle fuerza a las líneas de la barbilla y de la unión entre ésta y el cuello. El Lífting de cuello tiene unos efectos muy predecibles, es rápido y en general bastan dos semanas para poder recuperar la actividad social.

Rinoplastia:

Si la forma de la nariz no parece proporcionada al resto de la cara es buena idea pedir a un cirujano plástico un análisis de los rasgos faciales, pues en ocasiones el problema no es tanto la nariz como tal sino en combinación con otras zonas problemáticas como la barbilla o la mandíbula, lo que puede requerir una combinación de retoques.

Aumento de la barbilla:

Si la proyección de la barbilla es escasa puede dar una sensación de debilidad. Para acentuar la impresión de masculinidad el cirujano puede aumentarla con un implante, una reposición del hueso junto a una liposucción de la línea de la mandíbula para hacerla más nítida, o una combinación de ambas técnicas.

Liposucción

Siempre es importante señalarlo: la liposucción es un método para contornear y esculpir el cuerpo, nunca un sistema de adelgazamiento. Y el primer consejo para las personas que desean mejorar su silueta es empezar por hacer ejercicio y seguir una dieta que les conduzca al peso recomendado para su talla, nivel de actividad y otras características. Si una vez alcanzado tal peso y tonificado el cuerpo todavía desean mejorar el resultado, la liposucción se convierte en una opción razonable. Se puede remodelar la zona abdominal y reducir los flancos para proporcionar una forma más esbelta. Es una intervención muy segura y con una fácil recuperación. Normalmente los pacientes pueden volver a su vida diaria y laboral en uno o dos días. Los resultados finales se materializan a las 6 u 8 semanas de la intervención.

Ginecomastia:

El exceso de grasa y piel en el pecho, que también puede afectar al complejo de la tetilla y areola, produce un efecto feminizador. La combinación de liposucción asistida por ultrasonidos y la estirpación del tejido glandular bajo la areola (con o sin reducción de la propia areola) funciona muy bien para conseguir un pecho de apariencia más masculina.

La Ginecomastia puede ser una condición muy embarazosa, particularmente durante la adolescencia. También vemos que tiene bastante demanda entre las personas de alrededor de 50 años que quieren recuperar el tono de su zona pectoral.