Fox Eyes, realza tu mirada fácilmente y sin cirugía

Fox Eyes

El efecto Fox Eyes consigue una mirada rejuvenecida y cautivadora.

Los hilos tensores logran el efecto Fox Eyes sin alergias ni cicatrices.

Las influencers y las pasarelas de moda han convertido en tendencia las cejas levantadas y la mirada felina. Es lo que se denomina efecto Fox Eyes. Y aunque algunas pueden presumir de mirada con tan solo unos retoques de depilación y un maquillaje apropiado, lo cierto es que detrás de estas imágenes está uno de los tratamientos estéticos más demandados y con el que se obtiene un excelente resultado sin pasar por el quirófano.

Porque detrás de este tratamiento hay un conjunto de técnicas capaz de crear un efecto de lifting en las fracciones superiores de la cara para hacer que estas se dirijan hacia arriba en lugar de caer. ¿El resultado? Nuestras cejas se elevan hacia el extremo inferior y la mirada se agranda y se profundiza casi de manera inmediata. Es decir, gracias a esta técnica se consigue una mirada felina, rejuvenecida y cautivadora.

¿Quieres saber en qué consiste la técnica Fox Eyes? En Clínica Dual utilizamos Hilos Tensores de Polidioxanona (PDO) para realzar tu mirada. Un innovador tratamiento de rejuvenecimiento que se utiliza también para combatir la flacidez de la piel del rostro y del cuello. Los Hilos de PDO se aplican rápidamente en una única sesión de unos 30 minutos. Y sin necesidad de hacer ni incisiones ni suturas. Es un tratamiento mínimamente invasivo.

Estos hilos se colocan por encima de la ceja y se dirigen hacia la sien mediante tracción. De tal manera que sirven de sujeción a la piel para redefinir la posición de las cejas, más rectas y más elevadas en su parte final, la más próxima al contorno del rostro.

Tras la sesión, el paciente puede reincorporarse a su vida normal de inmediato. Los efectos secundarios del tratamiento son mínimos: edema, enrojecimiento o algún hematoma, que desaparecen en horas o en pocos días.

Es importante que sepas que la polidioxanona es un material médico biocompatible y reabsorbible. Lleva utilizándose en cirugía cardiaca y oftalmológica desde hace tiempo. Los hilos de PDO se insertan en la dermis. Y su presencia induce la formación de colágeno a su alrededor. Lo que aumenta la elasticidad en la piel. Este efecto tensa y reafirma la piel, proporcionando un discreto efecto lifting. Un efecto lifting natural e inmediato.

Y también más duradero. Los efectos de los hilos tensores empiezan a hacerse visibles al primer mes. Y alcanza su plenitud a los tres meses del tratamiento. Al ser un material reabsorbible, los hilos se reabsorben a los 6 o 7 meses, pero las fibras de colágeno permanecen más tiempo. Por lo que su efecto tensor suele durar de año a año y medio. En función de la edad, estado físico y hábitos de salud de cada paciente.

Otras ventajas del tratamiento Fox Eyes es la mejora de la densidad de la piel, no deja cicatrices, no produce alergias o rechazos, ni añade volumen a la piel. Además, se pueden reforzar los resultados observados con sesiones adicionales y es compatible con otros tratamientos estéticos como el bótox.

Una vez haya perdido efecto con el paso del tiempo es posible repetir el tratamiento en la misma zona. Y, aunque no pueden sustituir el lifting tradicional, sus efectos preventivos y reparadores de la flacidez ayudan a retrasar durante años la necesidad de un lifting quirúrgico.

Pero como ocurre en la mayoría de los tratamientos estéticos, la técnica no debe aplicarse de manera automática sin un estudio previo del paciente, su estado físico y su estructura facial. Hay que buscar un efecto acorde a la edad, la armonía del rostro y la personalidad del paciente.

Contacta con Clínica Dual y te pondremos en manos de profesionales para estudiar tu caso. Valoraremos la mejor forma de rejuvenecer tu mirada y conseguir ese efecto Fox Eyes de la manera más natural y duradera posible.