Hiperhidrosis: sudoración excesiva

hiperhidrosis sudoracion excesiva - clinica dual

A veces, algo tan normal como la sudoración puede convertirse en un problema llamado hiperhidrosis. Pero, ¿qué es exactamente la hiperhidrosis?, ¿cuáles son las causas y soluciones para la hiperhidrosis?

Desde Clínica Dual, nuestra clínica de medicina estética de Valencia, damos respuesta a estas preguntas.

Qué es la hiperhidrosis

¿Te preguntas qué es hiperhidrosis? La hiperhidrosis es una patología caracterizada por la sudoración excesiva.  Aunque no es una patología muy grave, es muy molesta para quienes la padecen.  Normalmente, esta sudoración excesiva tiene su inicio en la infancia o en la pubertad y si no es tratada persiste durante toda la vida, pudiendo provocar en los casos más graves fobia social.

Estudios recientes han determinado que cerca del 5% de la población mundial sufre esta patología tan molesta, una patología que puede afectar tanto a los hombres como a las mujeres.

Hiperhidrosis causas y tipos

Existen dos tipos de hiperdrosis: la hiperhidrosis primaria focal y la hiperhidrosis secundaria generalizada.

Cada tipo de hiperhidrosis tiene unas causas diferentes.

  • Hiperhidrosis primaria focal: es el tipo de hiperhidrosis que afecta a zonas concretas del cuerpo de una persona. Las zonas más habituales son las manos (hiperhidrosis palmar), los pies (hiperhidrosis plantar) y las axilas (hiperhidrosis axilar).Se desconocen las razones por las que salen este tipo de hiderhidrosis, sin embargo se cree que estas patologías pueden tener cierto componente hereditario.
  • Hiperhidrosis secundaria generalizada: es la hiperhidrosis que afecta a todo el cuerpo. La sudoración en esta patología no se da en zonas concretas, puede afectar a las manos, a los pies, espalda, cara, piernas, axilas, zona púbica, etcétera. Normalmente, la causa principal de la sudoración excesiva de todo el cuerpo está relacionada con alguna enfermedad, como por ejemplo problemas de tiroides, tumores, etcétera, o con el consumo de ciertos medicamentos o drogas.

Aunque las causas de la hiperhidrosis primaria focal no sean conocidas, sí que se ha podido observar a lo largo de los años que está estrechamente relacionada con la hiperactividad simpática y con el exceso de la respuesta sudomotora. Hasta el momento, se sabe que el organismo produce más sudor del que se necesita para regular la temperatura del cuerpo.

Solución para la hiperhidrosis

Son muchas las personas que padecen hiperhidrosis y se pregunta cómo evitar el sudor en las axilas, manos, pies, etcétera.

Desde Clínica Dual te recomendamos que, en primer lugar, cambies ciertos hábitos de tu vida, como por ejemplo: reducir el consumo de bebidas con cafeína, reducir el consumo de alimentos picantes, no fumar y llevar una vida libre de estrés, entre otras cosas.

No obstante, la mayoría de veces el cambio de estos hábitos de vida no es suficiente y se necesita la ayuda de especialistas y tratamientos para acabar con el sudor excesivo.

Hiperhidrosis tratamiento

Para solucionar la hiperhidrosis, normalmente, se recurren a los siguientes tratamientos: toxina butolínica, cirugía o medicamentos por vía oral.

A continuación detallamos en qué consiste cada una de estas soluciones:

  • Toxina butolínica: la toxina butolínica es una neurotoxina creada por la bacteria Clostridium Botulinum. Es una toxina muy conocida en el sector de la estética y de la medicina y una de las soluciones más demandadas por todas las personas que tienen sudor en las axilas, en las manos y en los pies excesivo. El tratamiento con toxina butolínica consiste en realizar infiltraciones de esta sustancia con una aguja muy fina en las zonas que hemos mencionado. Es un tratamiento para la hiperhidrosis axilar, plantar etcétera, muy efectivo porque esta toxina es capaz de bloquear la función sudorípara de la zona, reduciendo considerablemente la hipersudoración.

Este tratamiento tiene múltiples beneficios, entre los que destacan los siguientes: el tratamiento es de corta duración (entre 20 y 40 minutos), el paciente puede ‘hacer vida normal’ tras salir de la clínica y la duración del tratamiento puede prolongarse hasta los 9 meses.

  • Operación hiperhidrosis: la cirugía suele ‘reservarse’ para los casos más graves de hiperhidrosis. Esta cirugía es conocida como simpatectomía y, como cualquier operación, es invasiva y requiere de recuperación. No obstante, con esta cirugía lo normal es que los resultados se mantengan en el tiempo de forma permanente.

Actualmente, cerca del 90% de los pacientes que han pasado por esta intervención quirúrgica han quedado satisfechos.

  • Medicamentos por vía oral: en algunos casos se pueden recetar medicamentos anticolinérgicos, tales como glicopirrolato y oxibutinina. Estos medicamente deben ser recetados siempre por un médico, puesto que están contraindicados en pacientes con otras enfermedades y, además, puede provocar efectos secundarios.

Para seleccionar un tratamiento u otro lo mejor es que acudas a un buen médico especialista para que estudie tu caso de forma personalizada.

Preguntas frecuentes

¿Sudan más los hombres que las mujeres?

Los hombres sudan más que las mujeres. Según un estudio del Laboratorio de Investigación de Rendimiento Humano de la Universidad Internacional de Osaka, las mujeres tienen un sistema de transpiración menos eficiente. O dicho de otro modo, cuando aumenta el nivel de esfuerzo, los hombres aumentan su nivel de sudoración en mayor medida que las mujeres.

Los hombres sudan de forma más eficaz, mientras que las mujeres requieren de un ejercicio más intenso para romper a sudar.

Aunque las mujeres tienen más glándulas sudoríparas que los hombres, son ellos los que producen más sudor, esto se debe a que ellas necesitan una temperatura más elevada para transpirar mientras a diferencia de los hombre generar mayor calor metabólico.

Así como la cantidad de sudor es diferente para ambos géneros, la distribución también es diferente, los hombres suelen sudar con mayor frecuencia en el torso mientras que las mujeres lo hacen a través de las manos, los brazos y los pies.

¿Cuáles son los resultados del tratamiento con toxina butolínica?

Se ha demostrado científicamente que cerca del 90% de los pacientes después de una única sesión suda mucho menos o nada.
La disminución del sudor empieza a notarse al cabo de dos o tres días de manera progresiva y puede durar entre cuatro meses y un año (con una duración media de los efectos de unos 7 meses), dependiendo de las características particulares de caso.

En la mayoría de los casos, los pacientes suelen realizarse este tratamiento una vez al año, cuando empieza el calor (desde mayo) y el efecto les suele durar hasta noviembre, para volver a repetirlo de nuevo cuando vuelve el calor.
Para aquellos casos más severos, el tratamiento se puede repetir incluso tres veces al año.

Las inyecciones de toxina botulínica son seguras, efectivas y mejoran la calidad de vida de estos pacientes.

Por su comodidad y resultados, es, hoy en día, el tratamiento para la hiperhidrosis axilar más utilizado.

¿Puedo no tratarme de hiperhidrosis?

En Clínica Dual te recomendamos que visites a un especialista para tratar el problema de hiperhidrosis. Sabemos que es una patología que afecta considerablemente la calidad de vida de las personas que la padecen, y que también afecta a su estado emocional, influyendo negativamente en sus relaciones personales, e incluso en sus actividades laborales y sociales.

Además, la hiperhidrosis no es solo un problema estético que puede afectar a la calidad de vida. La hiperhidrosis, por ejemplo, la sudoración excesiva en axilas, no solo puede provocar el mal olor en las axilas, también puede provocar problemas médicos relacionados con infecciones por bacterias y hongos, entre muchas otras cosas.

Y lo mismo sucede en otras partes del cuerpo, como los pies, manos, la zona púbica, etcétera.

Por ello, te recomendamos que acudas a médicos especialistas en hiperhidrosis para que estudien tu caso con detenimiento y puedan decir cuál es la mejor solución para ti.