La cirugía estética tras el embarazo y el parto

abdominoplastia-valencia-vientre-plano-valencia-reducir-tripa-valenciaTras el nacimiento de tu hijo, pasarán varios meses antes de que recuperes la normalidad física: durante el embarazo tu cuerpo ha sufrido cambios físicos y hormonales para adaptarse al crecimiento del bebé, cambios que implican un estiramiento de la piel del pecho y el torso, y de los músculos del abdomen.

Tras el parto, la piel se contrae para recuperar su forma inicial, pero sólo hasta cierto punto. A pesar de la dieta y el ejercicio, podéis encontraros con que la zona baja de la barriga presenta un exceso de piel, o que el pecho ha perdido volumen y se ha quedado colgante, aunque hayáis recuperado vuestro peso anterior al embarazo.

Lo que los anglosajones llaman un “cambio de imagen para mamás” (“mommy makeover”) suele consistir en una combinación de abdominoplastia y una cirugía de pecho correctiva (ya se trate de un alzamiento, disminución o aumento de pecho). Hay que tener en cuenta que son cirugías plásticas pensadas para recontornear el cuerpo, no para bajar de peso, por lo que es recomendable seguir estos consejos para que los efectos de la intervención sean lo más duraderos posibles:

  • Mantenerte en tu peso estable al menos 6 meses antes de la operación.
  • Haber dejado de dar el pecho hace 6 meses.
  • Idealmente, no prever tener más hijos. No es que este tipo de cirugía plástica afecte a futuros embarazos: al revés, las fluctuaciones de peso y estiramientos de piel y músculos producidas por embarazos posteriores pueden complicar las posibles correcciones que quiras hacer después, si ya te las habías hecho tras el embarazo anterior.