Ginecomastia. Causas, consecuencias y soluciones

ginecomastia-valencia-mamas-hombre-valenciaGinecomastia, (gynecomastia en inglés), es el nombre que recibe el crecimiento anormal de la glándula mamaria masculina. Este crecimiento puede ser en tejido glandular, tejido graso o ambos a la vez. Aunque la gente suele asociar la ginecomastia al uso de esteroides por deportistas, lo cierto es que es un fenómeno más común e inocente de lo que se supone, producido por muchas causas, en ocasiones sin llegar a saberse definitivamente cuál. No supone de por sí un problema de salud (aunque podría ser síntoma de alguno): es más un problema de estética, pero suele manifestarse a edades en que es psicológicamente más difícil de aceptar.

Posibles Causas de las Ginecomastia

Entre las causas conocidas están:

  • Los cambios hormonales de la pubertad
  • La obesidad con el paso de la edad
  • Un descenso de la producción de hormonas en los testículos
  • Varios medicamentos de uso común
  • Medicamentos que contienen estrógenos
  • Los consabidos esteroides anabolizantes
  • Problemas del hígado
  • Algunos síndromes (de Gilbert, de Klinefelter)
  • Algunas drogas como el cannabis
  • También existe la ginecomastia hereditaria

Por otro lado, hay lo que se da en llamar una pseudoginecomastia, en la que tenemos chavales presentando un simple acúmulo de grasa que desaparecerá cuando den el “estirón”.

Por tanto, antes de someterse a una cirugía plástica de pecho, hay que hacer un estudio para saber, primero que nada, si se trata de un verdadero caso de ginecomastia y, de confirmarse, ver si es reversible (descubriendo y corrigiendo la causa, haciéndola desaparecer) o si es permanente y no hay más solución estética que una intervención. En el caso de adolescentes, se recomienda no intervenir hasta que la ginecomastia no haya durado al menos dos años, pues es una etapa de la vida en que el organismo está en pleno desarrollo, y con menos de dos años de sufrirla no se puede saber con seguridad que no va a ser un problema pasajero.

Además, siendo los jóvenes las personas que se sienten más afectadas por este desarrollo excesivo del pecho, es recomendable un seguimiento psicológico del caso antes y después de la operación.

La Ginecomastia y el consumo de anabolizantes

En esta ocasión nos referiremos a la ginecomastia resultante del uso de esteroides anabolizantes y otros suplementos hormonales en deportistas, modelos y profesionales de fitness, y especialmente en los practicantes y competidores de físicoculturismo. Las necesidades de tales pacientes son bastante específicas dada la importancia de un buen acabado estético, especialmente si su profesión lo demanda.

La primera diferencia es que estos pacientes no suelen tener problemas de sobrepeso u obesidad, por lo que no es necesario retirar ningún exceso de grasa o de piel. Es necesario prestar atención especial para prevenir la posibilidad de sangrado y cicatrices: el riesgo de sangrado es mayor porque el gran desarrollo pectoral típico en estos pacientes supone un flujo sanguíneo en la zona mayor que lo habitual. Además, el uso de esteroides y el de ciertos suplementos deportivos como los batidos de proteina, vitaminas y aceites de pescado aumentan el riesgo de sangrado.

Dado el grado de perfeccionismo estético que estos pacientes exigen, la intervención quirúrgica ha de minimizar la posibilidad de dejar señales visibles. Para ello, se hace una única incisión de dos centímetros y medio en el borde inferior de la areola que rodea al pezón.

Es importante eliminar por completo todo el tejido glandular mamario: los análisis tras las intervenciones suelen mostrar un desarollo excesivo del mismo (hipertrofia) e incluso la presencia de células precancerosas en algunos casos. Además, muchos pacientes persisten en el uso de esteroides anabolizantes tras la operación. Al retirar las glándulas mamarias, la ginecomastia no se volverá a producir a pesar de tal uso.

Los resultados de la intervención suelen ser muy satisfactorios para los pacientes. Las complicaciones son escasas y en general de tipo menor: hematomas que dan lugar a inflamación, moraduras y molestias. La mejor forma de evitarlas es siguiendo las instrucciones del doctor: abstenerse del uso de esteroides y suplementos deportivos antes de la intervención, y tras la misma, al volver a hacer ejercicio, hacerlo de forma gradual y progresiva.

Consecuencias de las Ginecomastia: No sólo un problema estético

La comunidad médica de Estados Unidos se percató de un aumento de las intervenciones para la ginecomastia durante el 2012. La ginecomastia suele producirse de forma natural durante la pubertad, afecta a casi el 70% de los adolescentes en algún momento de sus vidas, y puede persistir durante la vida adulta. La recomendación habitual para corregirla es la cirugía.

Dado este incremento, se decidió realizar un estudio sobre los efectos psicológicos de la ginecomastia sobre los adolescentes, pues eran datos de los que se carecía hasta ahora. En el estudio se descubrió que la mera presencia de la ginecomastia producía un significativo descenso de la autoestima del paciente, su salud mental y su capacidad para las relaciones sociales, incluyendo desórdenes alimenticios como la anorexia, y alteraciones del comportamiento con sus compañeros de edad.

Es un dato interesante que el grado de ginecomastia (o de obesidad, si está presente) no tenga una correspondencia con el nivel del impacto emocional producido. Basta con su mera presencia para producir tales efectos negativos, no importa cuán leve pueda ser el caso de ginecomastia.

Todo esto sugiere que la ginecomastia masculina va más allá de ser un problema estético. Estudios anteriores ya habían encontrado tasas mayores de depresión, ansiedad y vergüenza de su físico entre los afectados. Por eso, se debería hacer especial vigilancia psicológica para detectar estos problemas, independientemente del nivel de ginecomastia, y plantearse si es más conveniente intervenir quirúrgicamente de forma temprana para corregirlos.

¿Cómo curar la ginecomastia?

Dado que la ginecomastia puede tener un componente graso y otro glandular, hay que hacer un examen de pecho por mamografía o rayos-x para saber la situación conocer cuál es el mejor remedio a la ginecomastia.

En caso de ginecomastia debida a la obesidad, donde predomina el graso, es posible que ponerse a dieta corrija en su mayor parte la situación, aunque aún haga falta al final un retoque por cirugía, e incluso combinar con una liposucción de precisión en la zona.

Según la edad, morfología y nivel de ginecomastia del paciente, hay varias técnicas quirúrgicas aplicables:

– Para adolescentes con ginecomastia predominantemente glandular: exéresis (extirpación) quirúrgica simple.

– Para adolescentes obesos con componente glandular peri y retroareolar y exceso de tejido graso: exéresis quirúrgica más liposucción.

– Para adultos obesos y con morfología pícnica (el tipo corporal de miembros cortos y redondos, cara llena, cuello corto, rechoncho y con tendencia a la obesidad), cuyas mamas son fundamentalmente grasas: liposucción.

– Para las personas que han perdido mucho peso, en las que hay un exceso de piel y de cierta cantidad de tejido glandular: exéresis del tejido cutáneo, graso y glandular, y autoinjerto del complejo areola-pezón (CAP).

La anestesia será general en los casos de mama con exceso glandular (que implica resección de tejidos), y local con sedación en los de exceso de grasa a retirar con liposucción.

El post operatorio de la ginecomastia

Si la operación para reducir la ginecomastia ha sido de resección glandular, tras ella se lleva al paciente a la habitación, donde permanecerá hasta el día siguiente después de retirar el drenaje. Se le pondrá una faja que llevará durante un mes, a fin de que la piel se fije a los tejidos. Los puntos de sutura se retirarán tras pasados diez a quince días tras la operación.

Si se trataba de una extracción de grasa, el paciente podrá volver a casa tres o cuatro horas después de la operación. Suelen prescribirse dos días de reposo y, tras ellos, un periodo de cierta libertad de movimientos (evitando brusquedades, cargar peso y demás) hasta el día en que se retiren los puntos.

El tiempo que ha de pasar para observar los resultados definitivos es de un mes.

En general, son intervenciones de bajo riesgo. Excepcionalmente, podrían darse algunas complicaciones a vigilar: hematomas, que se evacuan con drenajes pero que podrían requerir abrir si son demasiado importantes; infección, a tratar con antibióticos, pues podría afectar a la cicatricación; y que las cicatrices se engruesen más de lo normal.

Precio de la ginecomastia

Si sufres de Ginecomastia en Valencia, puedes ponerte en contacto con el equipo de profesionales de Clínica Dual. Tras un estudio de tu caso, te aconsejaran sobre cuál es la mejor opción según tus características y las causas de tu ginecomastia.

Dependiendo de cómo eliminar la ginecomastia según las causas que anteriormente hemos comentado, el precio puede variar, pero en Clínica Dual siempre ecnontrarás el mejor precio posible para la intervención que necesites.