Rellenos faciales

rellenos faciales - clinica dual

La finalidad de los rellenos faciales es suavizar nuestras arrugas de la cara, restaurar el volumen perdido o potenciar el ya existente, y estimular la generación de colágeno.

Con el objetivo común de rejuvenecer el rostro, cada vez son más los productos de relleno reabsorbibles autorizados por los organismos competentes, y en Clínica Dual nos esforzamos por trabajar con los materiales y técnicas más avanzados, cuidando ante todo de vuestra seguridad y de la durabilidad de los efectos.

A continuación os explicamos los tipos de rellenos faciales que ofrecemos, destacando las novedades más recientes, cuáles son los mitos de los rellenos faciales, las técnicas, cómo se realizan y cómo actúan.

Tipos de rellenos faciales

En clínica Dual disponemos de un gran abanico de materiales y productos médicos con los que ampliamos las posibilidades estéticas e indicaciones médicas. Contamos con rellenos faciales con Ácido Hialurónico de los mejores laboratorios (Teoxane, Juvéderm, Restylane), estimuladores de colágeno de Hidroxiapatita Cálcica (Radiesse, Crystalys) y los de Policaprolactona ( Ellansé).

El producto de relleno más versátil es el Ácido Hialurónico. Gracias a las diferentes presentaciones del ácido hialurónico podemos infiltrar este material en prácticamente cualquier región del organismo, eligiendo entre las diferentes densidades la idónea para cada área a tratar, desde zonas con pérdida de volumen hasta aumento de labios, pasando por la práctica totalidad de las arrugas faciales. El ácido hialurónico, una vez infiltrado, capta agua y se hincha, manteniendo unos resultados altamente satisfactorios durante períodos comprendidos entre los 8 y los 18 meses.

Señalaros, por cierto, que disponemos del único ácido hialurónico aprobado para uso en ojeras: Teosyal Redensity II.

Dentro del grupo de los geles con efecto bioestimulador, la hidroxiapatita cálcica y la policaprolactona han desbancado casi por completo al ácido poliláctico. La hidroxiapatita cálcica, empleada con fines estéticos desde hace más de 10 años, es muy útil en pieles maduras, castigadas por la laxitud y el descolgamiento cutáneos propios de la pérdida de las fibras de colágeno y elastina. Con las recientes técnicas de vectorización y mallado, logran redensificar y devolver elasticidad y tersura a la piel. Mediante las clásicas técnicas de tunelización de surcos, y de depósitos nodulares, puede ser empleada también para relleno de arrugas o reposición de estructuras.

La policaprolactona superpone sus indicaciones a las de la hidroxiapatita cálcica, pero augura una mayor duración en el tiempo de los resultados conseguidos, simultaneando los efectos voluminizador y estimulador de la formación de colágeno.

Mitos sobre los rellenos faciales

Existen algunos mitos relacionados con los rellenos faciales. Los citamos a continuación:

  1. El ácido hialurónico es mejor que el botox: mito falso.
    Este mito es falso porque no podemos decir que un producto sea mejor que el otro porque actualmente cumplen funciones muy diferentes y no persiguen el mismo objetivo. Mientras que el botox se utiliza para relajar el músculo para que no genere más arrugas de expresión, el ácido hialurónico se utiliza para rellenar arrugas de forma natural y zonas que han perdido volumen, como por ejemplo los labios.
  2. Todos los rellenos faciales se notan en el rostro: mito falso.
    Hoy en día los productos que utilizamos se adaptan bien al tejido donde lo infiltramos, obteniendo resultados muy naturales y satisfactorios. Hay muchos productos y muchas técnicas novedosas capaces de dar a tu rostro un aspecto joven, saludable y natural al momento.
  3. Todos los rellenos faciales son permanentes: mito falso.
    Existen rellenos faciales permanentes y también rellenos faciales no permanentes.
    Hoy en día, defendemos la aplicación de productos no permanentes, ya que ocasionan menos efectos adversos y aportan más naturalidad. Por ejemplo, el relleno de ácido hialurónico, producto no permanente, pues tiene una duración aproximada de entre 8 y 18meses, en función de cómo absorba este producto el organismo de cada uno.
  4. Los rellenos faciales dejan bultos: mito falso.
    Es un mito falso porque los rellenos faciales, siempre y cuando se utilicen los productos aprobados y se empleen las técnicas adecuadas (llevadas a cabo por profesionales) no dejan bultos.
    Si fuera el caso, consulta a tu médico estético.
    A veces el ácido hialurónico puede tender a agruparse formándose una bolita. Esto puede evitarse con pequeños masajes en la zona tratada.

Cómo se realizan los rellenos faciales con ácido hialurónico

El procedimiento que se lleva a cabo para realizar los rellenos faciales con ácido hialurónico es un procedimiento cómodo y seguro.

El médico estético, con una aguja muy fina y flexible, inyecta el ácido hialurónico de manera muy lenta debajo de la piel. La profundidad de la aguja será mayor o menor, en función de si se quieren rellenar las arrugas más finas o las arrugas más marcadas.

Tras inyectar el producto, el médico estético masajea la zona donde ha introducido el producto para el relleno facial con el objetivo de repartir dicho producto por esa área de forma homogénea.

En algunos casos y siempre que así lo indique el médico, el paciente debe ir gesticulando para poder ver si el resultado que se está obteniendo es el adecuado.

Descubre en este vídeo cómo los rellenos de arrugas con ácido hialurónico o Radiesse (hidroxiapatita cálcica) rejuvenecen tu rostro, reponiendo el volumen perdido, mejorando las arrugas y estructurando los tejidos, y devolviendo a tu piel su firmeza y tersura.

Si buscas una clínica en Valencia donde realicen rellenos faciales pide cita en Clínica Dual o ponte en contacto con nosotros y resuelve todas tus dudas.