Mitos sobre los implantes de silicona

aumento-de-pechos-valencia-mamoplastia-aumento-valenciaEn la cirugía estética de aumento de pechos, hay muchas ideas preconcebidas sobre los implantes de silicona. Varias son equivocadas. Veamos unas cuantas preguntas que suelen hacer las mujeres que están planteándose hacerse un aumento de pecho:

¿Los implantes de silicona son perjudiciales para la salud?

Esta impresión proviene de cuando, hace quince años, se suscitó la alarma ante la posibilidad de que los implantes de silicona favoreciesen la aparición de enfermedades autoinmunes (en las que las defensas del cuerpo humano atacan al propio organismo). La reacción del sector fue recurrir a los implantes salinos mientras se estudiaba este extremo. Finalmente se comprobó que no había diferencia entre el número de mujeres padeciendo enfermedades autoinmunes que tenían implantes de silicona y que no las tenían. Lo que ocurría es que había cierta coincidencia entre los grupos de edades en los que suelen presentarse más a menudo tales enfermedades, y en los que las mujeres deciden operarse el pecho. Este es un tema al que se le ha dado definitivamente carpetazo: los implantes de silicona no producen este tipo de enfermedades.

¿Los implantes de silicona se endurecen con el tiempo?

Estrictamente hablando, se trataría de un endurecimiento del tejido que rodea al implante, y hay que señalar que, en la cirugía plástica actual, es un fenómeno poco común.

Cuando se implanta la prótesis, se produce una cicatrización en el tejido que la rodea, a modo de cápsula. En ocasiones, esta cápsula se engrosa y endurece: a eso se le llama contractura capsular. Esta era común cuando la mayoría de los implantes se colocaban sobre el músculo: las pequeñas cantidades de silicona que se filtraban reaccionaban con los tejidos circundantes creando más cicatrización. Hoy día, con implantes con envolturas más sofisticadas que reducen las filtraciones, e implantes subfasciales (entre la envoltura del músculo, llamada “fascia”, y el propio músculo) o por debajo del músculo, este endurecimiento se ha vuelto muy poco frecuente.

¿Los implantes de silicona tienen fugas que se derraman por el cuerpo?

El gel de silicona en uso actualmente se porta más como una gelatina que como un líquido. Por eso, cuando se rasga la envoltura del implante, la silicona se mantiene en su sitio y no se derrama. En caso de perforación, si uno apretase el pecho, el gel abultaría por el agujero de la protesis, para volver a su sitio en cuanto uno dejase de apretar, como si de un elástico se tratase. Como segunda barrera protectora tenemos la cápsula, haría falta un accidente extremadamente violento para que se produjera una ruptura total.

La presencia de particulas de silicona en el cuerpo es algo que se puede medir (al estar presentes en muchos objetos de uso cotidiano, a menudo estamos respirándolas o comiéndolas sin saberlo. Es un tema de estudio en otros campos). Lo cierto es que no se ha visto que el nivel de silicona en las mujeres con implantes sea significativamente superior.

¿Producen los implantes alergia al platino?

Es un tema que hizo una breve aparición en los medios de comunicación médicos especializados hace unos años,: el platino se emplea como catalizador en la producción del relleno de gel de silicona y de la envoltura de elastómero de silicona. Siempre existe la posibilidad de que una mínima cantidad de platino (estamos hablando de partes por millón) se difunda al resto del organismo, y esto introdujo el temor de que pudiera provocar reacciones alérgicas.

Como se esperaba, el temor resultó infundado: por un lado, el tipo de platino empleado por los fabricantes de implantes es del tipo biocompatible (no oxidativo, de valencia cero en términología química), a diferencia del que que produce reacciones alérgicas; por otro lado, las cantidades que un implante puede liberar al organismo son realmente mínimas. Se han hecho pruebas alérgicas a voluntarios con platino catalítico y no se ha producido ninguna reacción. La conclusión es, pues, que el platino presente en los implantes de pecho no representa un riesgo para la salud.